Diseño y conciencia




Estuvimos en la casa central de Maquicenter S.A., empresa que organiza y patrocina el concurso Paraguay Diseña, para conocer a los 29 participantes de esta edición.

Al entrar al lugar se siente la energía y la ansiedad de los participantes por comenzar a crear sus diseños con todas las facilidades que les brinda la firma: maquinaria de primer nivel, espacios de trabajo y de recreación, todo en una ambientación inspiradora y muy fashion.

El concurso tiene 4 etapas en las que los participantes irán creando conceptos y llevándolos a cabo acompañados por referentes y mentores de la moda, que los guiarán ante cada desafío.

Aprovechamos la ocasión para charlar con los concursantes acerca de sus expectativas, y nos contaron que lo que más valoran de esta oportunidad es la posibilidad de hacer realidad sus diseños e ideas, además de complementarse y aprender unos con otros en el proceso.

“Todos somos diferentes, tenemos distintos conocimientos y, al compartir, aprendemos uno del otro. No es lo mismo desarrollar un prototipo en la facultad con la ayuda de los docentes; acá tenemos que diseñar y resolver, y para eso también nos apoyamos entre compañeros”, nos contó Natalia Martínez.

Julia Hermoso, diseñadora y blogger paraguaya, también participa del concurso y ella destaca el contacto con los mentores y especialistas que los asisten y todo lo que aprende de ellos.

Pero, esta iniciativa no es solo un concurso. Estuvimos conversando con Adriana Moura, dueña de Maquicenter S.A. y motor de esta iniciativa, quien nos contó que Paraguay Diseña nace como un proyecto de responsabilidad social con un doble objetivo claro. Por un lado, incentivar el desarrollo de lo nuevos talentos emergentes de la moda y, por otro, brindar herramientas a mujeres de escasos recursos y en situación de riesgo, para que puedan progresar insertándose a la industria textil. Para esto, el formato contempla que el ganador sea multiplicador de oportunidades, ocupándose personalmente de capacitar a las mujeres en el taller.

“Esta plataforma también nos permite mostrar nuestra identidad como diseñadores, sin límites ni restricciones, para proyectar la moda como agente de cambio en la sociedad”, según Thalía Cabezudo.

Miguel Gómez, otro de los participantes, nos comentó que es una gran oportunidad y un desafío personal. Además, cree que el concurso es un potenciador para todos los eslabones de la industria textil.

Tanto organizadores, como participantes, están de acuerdo en que la moda es un factor de expresión y de cambio; juntos están dispuestos a ser voceros y sumar esfuerzos para modificar la realidad.