Nuevas marcas nacionales que apuestan al “ready to wear” con estilo. Vol II – In Boga
&

 

María Fernanda González se preparó para trabajar en la Industria de la Moda desde los 16 años. Terminó el colegio y sabía que era lo suyo, así que decidió ir a capacitarse un año a Buenos Aires, donde estudió Asesoría de Imagen y Diseño de Indumentaria.

De vuelta a su país, Mafe (como le dicen sus amigos) comenzó a trabajar como productora de moda para una revista y en paralelo hacía algunos diseños de alta costura por encargo, pero ya comenzaba a pensar que algo más tenía que hacer con su pasión por la moda y el diseño.

Algo recurrente que le sucedía, era que todas sus amigas le pedían las prendas que hacía para ella. Lo escuchó tanto, que reaccionó y se dio cuenta de que sus diseños y su estilo tenían potencial. Así, decidió comenzar su propia marca, en un rubro distinto a la alta costura.

Detectó que en el mercado nacional no había piezas de diseño que uno pueda llevar tanto de día, como de noche; ese fue el disparador.

“Emprender es durísimo, resignar un sueldo fijo por salir a arriesgar, es difícil. Yo por suerte cuento con apoyo económico de mis padres, más allá de haber invertido todos mis ahorros en este proyecto, pero la satisfacción de verlo tal cual lo soñé y diseñé es única”.

IN BOGA significa “moda en auge”, y eso es la marca: moda versátil, que siempre está en movimiento. Hoy la moda cambió, ya no se limita a unos cuantos ítems de diseño, “TODO está de moda, depende de cada persona y cada estilo, y es lo que trato de plasmar en mis percheros; dentro de una misma línea, ofrecer variedad en diseño para cada consumidora de mi marca: mujeres modernas, dinámicas, que buscan comodidad y versatilidad en sus prendas”, resaltó María Fernanda.

Define su estilo como minimalista, pero con toques de onda; y eso es lo que refleja In Boga, predominan los cortes clásicos y las siluetas fluidas, cada pieza tiene actitud y personalidad.

“Nada peor que la moda en serie; yo llego a salir, veo a alguien vestida igual y me muero”, nos cuenta la diseñadora, explicándonos por qué decidió trabajar en piezas de producción limitada y no desarrollar colecciones en serie.

La marca abrió sus puertas este año, en una tienda pensada para funcionar como store y atelier al mismo tiempo, y cuenta con la línea de accesorios de CÉU, para agregar como último detalle al look In Boga.

A corto plazo, se proyecta ampliando su producción, sumando el desarrollo de cápsulas más grandes y posicionándose a nivel nacional e internacional.

Pasá a conocer sus piezas en Coronel Torres Villanueva c/ San Martín o seguí la marca en IG @inboga.mf.